« Concours Mondial de Bruxelles »:

Una oportunidad única para que el mundo del vino

El Concurso Mundial de Bruxelas celebró en mayo de 2014 sus 20 años de existencia. Veinte años de evolución, de descubrimiento y de incansable búsqueda de los vinos de calidad en todo el mundo. El Concours Mondial de Bruxelles tiene como principal ambición y propósito ofrecer a los consumidores una garantía: reconocer y diferenciar vinos de calidad irreprochables procedentes del mundo entero y en todas las gamas de precio.

Estos veinte años de experiencia han permitido al Concurso Mundial de Bruxelas convertirse en una referencia en materia de competiciones internacionales de vino. Bélgica puede estar orgullosa de organizar este encuentro único en su estilo, conocido y reconocido por los profesionales y los consumidores del planeta.

Una competencia rigurosa:

internacional en muchos sentidos

La excelente reputación de su proceso de selección es uno de los elementos claves del concurso

Un jurado seleccionado rigurosamente, tiene la responsabilidad de otorgar las medallas a las mejores muestras presentadas.
Periodistas especializados, enólogos, compradores internacionales, investigadores y representantes de instituciones profesionales, etc.: todos nuestros catadores viven por y para el vino 365 días al año. Juntos conforman un panel cosmopolita de unas 51 nacionalidades.

Las muestras que deben ser catadas se agrupan en series homogéneas, creadas de acuerdo a las característi cas declaradas por el productor y por los certi fi cados de análisis, luego de haber controlado la exactitud de las inscripciones en cada categoría.

A cada comisión se le asigna un listado de 4 a 6 series que serán catadas en el orden defi nido por la organización, con un máximo de 50 muestras cada mañana.
Además, el Concours Mondial de Bruxelles, es el primer concurso internacional que ha establecido un control a posteriori de los vinos premiados con el fin de garantizar la legitimidad de sus resultados. Después del concurso, una amplia selección de muestras premiadas es analizada por un laboratorio certificado y catada por un equipo de enólogos con el objetivo de comparar estas muestras a los vinos disponibles en el mercado.

Por último, el hecho de organizar el campeonato en distintos países cada año hace posible exaltar su carácter internacional y dar una mayor exposición a los espirituosos ganadores.

Testimonios

Hablan de ” Concours Mondial de Bruxelles”

Creo que el Concurso Mundial de Bruselas es uno de los concursos internacionales más atractivos también por el hecho de ser itinerante, lo que permite a los periodistas y catadores
experimentar otros orígenes y otras bodegas.
Marco Oreggia, Periodista , Italia
Una medalla es de gran ayuda para vender. Orienta al consumidor a decidirse y a reducir los riesgos de decepción. No todos los catadores están siempre de acuerdo, pero en general, llegan a un consenso ya que aquí todos pasamos la vida degustando vinos, describiéndolos y en algunos casos hasta creándolos. Esto hace la diferencia.
David Cobbold, Periodista , Reino Unido
Las medallas son importantes, claro está, pero no todas las medallas tienen el mismo efecto entre los amantes del vino. El Concours Mondial de Bruxelles se ha convertido en una referencia en el mercado del vino.
Francis Lerminiaux, Comprador en Carrefour, Bélgica