El castillo de Fuensaldaña (Valladolid) ha sido el escenario donde expertos nacionales e internacionales han tratado hoy la situación actual del rosado

La celebración en Valladolid del Concurso Mundial de Bruselas los días 5, 6 y 7 de mayo trae consigo un programa cargado de actividades con el vino como protagonista. En esta ocasión, y de la mano de la Diputación de Valladolid y la D.O. Cigales, se ha celebrado el primer Congreso Internacional del Vino Rosado, un encuentro que tiene como objetivo realizar una radiografía del rosado en el panorama actual, abordando aspectos técnicos, de producción y consumo de la mano de expertos a nivel nacional e internacional. Entre ellos se encuentran miembros de la organización del Concurso Mundial de Bruselas, que han aportado su conocimiento en esta cita con el vino que se ha celebrado hoy en el castillo de Fuensaldaña (Valladolid).

El Concurso Mundial de Bruselas, cita de referencia en el mundo del vino, ha elegido Valladolid y su provincia, situada en el corazón de Castilla y León, para poner en valor esta tierra vitivinícola por excelencia celebrando su edición de 2017. El evento es, a su vez, hilo conductor de varias de las actividades que se han puesto en marcha como antesala a su celebración los días 5, 6 y 7 de mayo.

En este caso ha sido el turno del ‘Congreso Internacional del Vino Rosado’, la primera edición de un encuentro organizado por la Diputación de Valladolid y la D.O. Cigales que se ha desarrollado hoy en el castillo de Fuensaldaña (Valladolid), antigua sede de las Cortes de Castilla y León. Durante la jornada se han tratado aspectos del rosado a través de ponencias que han versado sobre la percepción del rosado dentro y fuera de España, los números del rosado, estadísticas, elaboración, su consumo en la restauración, retos de comercialización, la situación de las principales denominaciones de origen elaboradoras y los espumosos rosados.

El Concurso Mundial de Bruselas también ha acudido a la cita de la mano de Frédéric Galtier, responsable de su comunicación internacional, delegado en España y gran conocedor de las características del vino rosado. A lo largo de su intervención, enmarcada dentro de la ponencia ‘¿La percepción del rosado cambia en función del país? ¿Cómo se percibe el rosado fuera de España?’, ha explicado con detalle los rasgos de la producción a nivel global junto con algunas pinceladas de los tipos de consumo en función de diversas variables.

En este sentido, ha destacado que “la D.O. Cigales es una voz autorizada para estar al frente de este tipo de evento, en el que es necesario poner en valor la gran calidad de los vinos rosados, un producto que está subiendo de precio y de gama. Los rosados españoles no deben imitar lo que se ha hecho en otros países, en particular Francia, que sigue siendo el líder de este mercado; España debe mantener su identidad, adaptar y mejorar la calidad de sus rosados para que pueda llegar al mayor número de consumidores posible”.

Del mismo modo, Galtier ha añadido que “es importante que, como institución, el Concurso Mundial de Bruselas dé soporte a estas iniciativas a través de su visión del sector del rosado. Somos el único concurso en el mundo que tiene jurados especializados en rosado, lo que nos proporciona unos datos y un conocimiento que queríamos trasladar hoy en este I Congreso Internacional del Vino Rosado”.

Así, el Concurso Mundial de Bruselas, una de las piedras angulares de este año en ciudad, provincia y región se ve representado también en una de las citas vitivinícolas del año, el ‘I Congreso Internacional del Vino Rosado’, que aspira a convertirse en referente en el sector.