La edición 2017, en la que Valladolid es ciudad anfitriona, se ha presentado esta mañana en Madrid a través de un desayuno informativo del Fórum Europa

El Concurso Mundial de Bruselas, cita de referencia en el mundo del vino, ha elegido Valladolid para poner en valor esta tierra vitivinícola por excelencia celebrando su edición de 2017. El evento, que este año registra un aumento de casi un 25% en la participación de vinos españoles, se ha presentado esta mañana en un desayuno informativo del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, en el que han participado representantes de la política nacional y del propio Concurso y se han desvelado interesantes datos acerca de esta nueva entrega y de la actualidad del sector.

El mundo del vino es un ámbito cambiante, siempre en búsqueda de nuevos retos. El Concurso Mundial de Bruselas, evento de referencia en el sector, comparte precisamente las mismas premisas, lo que le convierte en un fiel escaparate de la realidad vitivinícola. Sus resultados, reconocidos en todo el mundo, son una clara garantía de su calidad y de sus procedimientos, avalados por unas condiciones óptimas de cata y por el control exhaustivo a su panel de catadores.

El hotel Ritz de Madrid ha sido el escenario donde esta mañana se ha presentado la edición 2017 -que recalará en Valladolid los días 5, 6 y 7 de mayo-, durante un desayuno del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum. El acto, presidido por la Ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, también ha contado con la presencia del presidente del Concurso Mundial de Bruselas, Baudouin Havaux; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero.

Durante su intervención, Tejerina ha querido “felicitar a la organización por elegir a Valladolid como sede de la edición 2017 del Concurso Mundial de Bruselas, ya que no hay tierra mejor para ello. El vino recoge la cultura de la tierra y su profunda historia, muy arraigada en España, por ello es de justicia que se reconozca su liderazgo mediante esta importante designación a través de Valladolid”.

Por su parte, Baudouin Havaux ha declarado que es importante para el Concours regresar a España después la edición de 2009 en Valencia ya que es el país que presenta la mayor superficie de viñedos, con aproximadamente 1 millón de hectáreas plantadas, y que también es el primer exportador mundial de vino con cerca de 23 millones de hectolitros.  La otra cara de la moneda es el bajo nivel del consumo per cápita de los españoles, pero parece que las estadísticas están por fin subiendo, lo que es una buena noticia”.

En este sentido, ha destacado que “este año se han presentado más de 9.000 muestras, de las cuales más de 2.000 son vinos españoles, lo que representa un aumento de casi un 25% respecto a la pasada edición. Esto hace del Concours uno de los mayores escaparates de la viticultura española en el mundo, representando un  valor añadido real en término promocional, comercial y comunicacional en sus mercados y también a nivel internacional”.

La presentación también ha desvelado que tras analizarse las inscripciones de la presente entrega, la organización ha detectado además un crecimiento del 5% respecto a las diez últimas ediciones, que puede atribuirse al aumento de la producción global de vino y la estabilidad en su consumo y al reconocimiento y difusión del Concurso Mundial de Bruselas.

Un total de 50 países productores de vino participarán en la edición de este año, entre los que Francia, España, Italia, Portugal, Chile, China, Sudáfrica, Bulgaria, Suiza, Grecia  y Eslovaquia lideran las inscripciones. En 2016, los tres principales países productores a nivel europeo fueron Italia, Francia, España y Portugal, un dato que se refleja en su participación en el Concurso, dado que se refleja en su posición de liderazgo al haberse erigido en las cuatro primeras posiciones.

Otras cuestiones interesantes de cara a la presente edición son el debut de los vinos  de Azerbaiyán y Andorra y el enorme crecimiento –de más de un 80%- de las inscripciones de vinos orgánicos y biodinámicos en los últimos tres años. Todos ellos serán evaluados por unos 350 periodistas, compradores, enólogos y sumilleres de más de 50 países de todo el mundo.